Todo muy sano…

Mónica Riley, estadounidense de 27 años pesa 318 kilogramos y quiere alcanzar los 450kg para no moverse de la cama y así sentirse como una “reina”

Mónica es modelo de tallas grandes en varios sitios web, los hombres le pagan por verla alimentarse con un embudo.“La alimentación de embudo es lo que realmente deseo. Me parece que es una experiencia muy sexual y sé que a Sid también le gusta, tengo 20.000 aficionados en la web y les encanta ver como me alimento”

La joven ha confesado que “mi plan es llegar a estar inmóvil. Me sentiría como una reina, porque Sid estaría pendiente de mí. Él está entusiasmado con esta idea también. Es una fantasía sexual para los dos, y hablamos mucho sobre ello”.