Elena Mizulina, la diputada homófoba y ultraconservadora que ha conseguido que Rusia despenalice la violencia machista

Elena Mizulina, la diputada homófoba y ultraconservadora que ha conseguido que Rusia despenalice la violencia machista:

image

El Parlamento ruso va a sacar adelante una polémica ley sobre violencia doméstica: entienden que dar un tortazo a un hijo o dar un tortazo a una mujer es lo mismo. Así que quien denuncie sólo conseguirá que le impongan una multa de 500 euros. En Rusia 14.000 mujeres mueren cada año a manos de sus parejas.

[…] Es la sesión del Parlamento ruso donde se ha legitimado la brutalidad, siempre que sea en casa, de puertas para adentro. Casi todos los diputados, hombres en aplastante mayoría, han votado sí a que la violencia machista y doméstica sea un delito civil y no penal.

Queda otra votación para que se apruebe. Un hombre en Rusia no irá a la cárcel por abofetear a su mujer, siempre que no lo haga más de una vez al año. Su sanción podrá ser una multa de, como mucho, 500 euros, menos de 15 días de arresto o trabajos comunitarios.

Quien ha promovido esta ley es una mujer, la diputada Elena Mizulina. […]

TL;DR: “Una vez al año no hase daño”

image

Me parese bien el titular de La Sexta, pero espero que también presenten como “homófobo, ultraconservador, machista, y dictador”, a los colegas con los que se reúne el Rey cada vez que sacan una noticia de sus encuentros 🙂


Condenado a pagar 74.000 euros a su exmujer por diez años de tareas del hogar

El demandado deberá compensar con 100 meses de salario mínimo la crianza de sus hijos.

[…] Los jueces fijan la cuantía de la indemnización multiplicando el salario mínimo interprofesional por los cien meses que duró la unión. […]

[…] 350 euros mensuales de pensión de alimentos por cada uno de los dos hijos -de 11 y 6 años-. […] el empresario tendrá que pagar otros 350 euros mensuales a su exmujer para evitar, dice el juez, “que el perjuicio que pueda producir el cese de la convivencia recaiga sobre uno de los cónyuges” […]

[…] Los jueces argumentan que mientras el hostelero trabajaba para “engordar” su propio patrimonio, la mujer lo hacía para el bien común sin recibir contraprestación alguna. […]

He buscado “mujer maligna” para ilustrar el post, y he encontrado la puta mejor imagen que Internet me podía ofrecer.

Aquí la noticia completa, enviada por Miguel A

Ahora es cuando vuestros padres se van al sobre con la cacota en el ojal xdd