R.I.P, voy a morir