Por un delito contra los sentimientos religiosos y otro…

Por un delito contra los sentimientos religiosos y otro alternativo de desorden público.

El Ministerio Fiscal solicitaba para el acusado, de iniciales J.B.C., seis meses de multa o dos meses de prisión, en función del delito, pero finalmente hubo un acuerdo previo por injurias, con multa de dos meses a razón de tres euros diarios, es decir, unos 180 euros. Se llegó a ese acuerdo porque dijo que la peineta iba dirigida al cura. [Noticia]

¿Cómo era eso? “Tu libertad acaba donde empieza la de los demás”