La víctima sufrió un traumatismo rectal con perforación y pasó…

La víctima sufrió un traumatismo rectal con perforación y pasó 24 días en el hospital, donde el agresor, un corverano, la amenazó de muerte.

Su mujer se negó a mantener relaciones sexuales y él, en venganza, le introdujo un bote spray de desodorante por el ano mientras ella dormía tras tomar unos tranquilizantes. A la mañana siguiente se despertó bañada en sangre y con un insoportable dolor abdominal.

Aquí la noticia completa, enviada por @NachinValdes.