[…] el dueño le dijo a Clarck que él también viviría en…

[…] el dueño le dijo a Clarck que él también viviría en la casa y comenzó a explicarle algunos detalles: “Te voy a explicar las condiciones, yo soy SUMlSO y FETlCHISTA, así que sería gratis en término de dinero, pero te pido dos servicios, dejarme que te chupe a veces los pies y luego, yo llevo un brazalete de castigo, por lo que tu tendrías que llevar la llave en un brazalete. Yo no estoy buscando nada sexual, yo tengo el brazalete”.

Tras la impactante conversación, la joven, que le había dicho en un primer momento a su madre que ya tenía casa para París, subió capturas de pantallas de la conversación con el dueño del piso a las redes sociales para denunciar su situación. […]

image
image

A ver si lo he entendido bien… un tío me perdona alrededor de 1000 pavos al mes a cambio de chuparme los pies de vez en cuando.

¿Dónde mierdas hay que firmar?

[Noticia]


Un adolescente gana convivir un mes con una actriz porno

“Quiero pasear con ella, llevarla al cine o ir a ver museos“, dice el muchacho.

Ver para creer: un adolescente de 16 años se ha llevado un peculiar premio tras participar en un concurso creado por una web de videojuegos. Se trata nada más y nada menos que una estancia de un mes con una famosa actriz porno en un hotel de Moscú. Un premio que a él le ilusiona, pero que lógicamente ha indignado a su madre por no ser algo demasiado adecuado para menores de edad.

“Al principio no me lo creía, pero cuando entendí que era verdad, le di las graciosos a la web. Estaba loco de contento. Mis amigos se alegran por mí y algunos incluso me envidian“, ha dicho este chaval ruso, Ruslán Schedrin, que acaba de cumplir los 16 años.

El premio lo obtuvo simplemente por convertirse en el cliente número 100.000 de una tienda online que vende armamento virtual para juegos bélicos de ordenador. A partir de ahora prestarás más atención a esos banners que te aseguran que has ganado algo por ser el visitante 1.000.000 de una página, ¿que no?

“Ya la he visto (a la actriz porno Yekaterina Makárova) y me gusta todo. Me han gustado sus medidas. Estoy muy excitado y deseando conocerla“, dijo el adolescente, que ha dicho que tiene intención de sacarla a pasear, llevarla al cine y a ver museos.

Su madre, lógicamente, se opone a que pierda un mes de estudios, cuando ya pasa mucho tiempo jugando al ordenador con sus amigos.

“Estoy totalmente en contra. Ahora tiene exámenes, estudios y un montón de cosas que hacer. ¿Cómo va a pasar un mes con una estrella porno? Ni siquiera una semana. Que nos den 100.000 rublos. Nosotros, felices“, dijo. “Un premio está bien. Pero, ¿cómo se les pasó por la cabeza conceder tal clase de premio a un chico de 16 años? Estoy consternada“.

Se ha llegado a comentar que, en caso de que el joven se niegue a aceptar el premio, éste podría recibirlo su padre, a lo que también se opone la madre de Ruslán.


La tremenda historia de la mujer que soñaba con ser ciega y lo consiguió.

image

Esta mujer que soñaba con ser ciega vertió líquido destapador de cañerías en sus ojos para cumplir su deseo. Jewel Shuping, mujer de 30 años estadounidense; sufre del Trastorno de Integridad de Identidad Corporal, una condición en la que las personas sin discapacidad creen que están destinados a estar discapacitados.

Su deseo de perder la vista era tan fuerte que ella decidió cegarse a sí misma; por lo que le pidió a un psicólogo que le vertiera líquido desatascador de cañerías en sus ojos. Al contar su impactante historia, la Sra Shuping dijo que su fascinación por la ceguera comenzó durante su infancia. “Mi madre me encontraba caminando en los pasillos por la noche, cuando yo tenía tres o cuatro años. Cuando ya había cumplido los seis años, recuerdo que imaginarme ser ciega me hacía sentir cómoda”.

Cuando era niña se pasaba las horas mirando al sol, observando las manchas solares y las tormentas solares después de que su madre le decía que si lo hacía podría quedarse ciega. Cuando era una adolescente empezó a salir a la calle con unas gafas de sol gordas y se hizo con su primer bastón blanco a los 18 años. A sus 20 años se había convertido en una experta en la escritura braile. “Yo fingía ser ciega, pero la idea seguía me seguía coqueteando en la cabeza cuando cumplí los 21 años”. Decidido en hacer que sueño fuese realidad, la Sra Shuping encontró un psicólogo dispuesto a ayudarla a convertirse en ciega y tomó las medidas necesarias para poder lograrlo.

“Primero me colocaron gotas para adormecer los ojos (las cuales consiguió cuando estuvo en Canadá); después me vertieron un par de gotas de limpiador de drenaje en cada uno de mis ojos”. Hasta ahora no se sabe si el psicólogo no identificado se enfrenta a juicio por sus acciones. La Sra Shuping admitió que el proceso fue muy doloroso. “Los ojos me dolían muchísimo, y un poco de limpiador de drenaje que rodó por mi mejilla me quemaba la piel; sin embargo, no podía dejar de pensar; voy a estar ciega, todo va a estar bien”.

Aquí la noticia [ENG], que sí, es real.