“Biohombres y biomujeres”Buenas fino, Apijosacao al habla,…

“Biohombres y biomujeres”

Buenas fino, Apijosacao al habla, paga a tus proveedores de mierda, primer aviso. Mira a ver que te parece este lujo de cartel que me pasaron por whatsapp ayer, acompañado de este texto:

Taller sobre sencillas prácticas provenientes del Tao del amor y el sexo, con pequeños aportes imaginarios del tallerista.
Aprenderemos a masajear los testículos donde se guardan las memorias de nuestros ancestros hombres, lo cual es importante para un trabajo de deconstrucción de las creencias patriarcales que se han heredado de generación en generación. Sumado a esto aprenderemos a masajear el músculo pubococcígeo y la próstata: en el masaje de próstata se utilizan los músculos internos del cuerpo y la respiración para estrujarla como una esponja y eliminar de la uretra reminiscencias o cristalizaciones de semen u orina. 
En síntesis, son prácticas sencillas para utilizar en el día a día, ya que mientras más limpia mantenemos la zona del primer y segundo chakra, nos sentimos más seguros, equilibrados y con la capacidad de liberarnos del pasado sin sentir que arrastramos cargas.
Las biomujeres son bienvenidas a acercarse y observar. “Salud testicular es salud emocional” Por: Cristobal Andres Vargas Parentini: Terapeuta, Artista e investigador”

Total, que si quieres dejar de pertenecer al heteropatriarcado falocéntrico tienes que dejar que te toquen los huevos (pero literalmente). Lo mejor es lo de “pequeños aportes imaginarios del tallerista”. ¿Qué te imaginas tú con eso?


Esto huele a bucaque de comeflores…


Descubre lo que se inyectaba este descerebrado para aumentar sus biceps

proxy

Romario Dos Santos Alves es un joven de 25 años de Brasil cuyos bíceps están dando la vuelta al mundo. Según ha explicado al diario británico The Daily Mail, en su pueblo, Caldas Novas, los niños le llaman “monstruo” y “bestia“. Y viendo su aspecto actual, no es para menos.

2843CE2500000578-3066540-Father_of_one_Romario_Dos_Santos_Alves_25_risked_his_life_by_inj-a-52_1430694336480

Para conseguir esta musculatura, el brasileño se inyecta aceite y alcohol en los músculos de los brazos y la espalda. Este cóctel tan peligroso casi le cuesta la vida y le ha provocado gravísimos problemas de salud. De hecho, estuvieron a punto de amputarle ambos brazos debido a los riesgos que ocasionaban las repetidas inyecciones en sus bíceps. Esta situación le llevó a intentar suicidarse cuando su esposa estaba embarazada de seis meses.

2843CB7400000578-3066540-He_suffered_from_depression_and_was_hospitalised_after_trying_to-a-60_1430694336841