[…]La anécdota sucedió en Texas, en el barrio de Corpus…

[…]La anécdota sucedió en Texas, en el barrio de Corpus Christi. El hombre, que formaba parte del servicio técnico, estaba dentro del cajero exterior de un banco realizando unas reparaciones en la cerradura de la puerta cuando se quedó atrapado. No había nadie en la oficina porque todavía no estaba abierta al público. “Se había dejado el móvil en su camioneta”, ha indicado Richar Olden, el portavoz de la policía local, según informa The New York Times.

Por mucho que gritase, la gente que sacaba dinero del cajero no le escuchaba. Afortunadamente, el trabajador llevaba encima un bolígrafo que utilizó para escribir notas de socorro y colarlas por la ranura de los billetes. Pero lejos de saltar las alarmas, las personas que sacaban dinero se lo tomaban a broma. Pasaron varias personas hasta que una de ellas se tomó en serio una de las notas. “Por favor, ayuda. Estoy atrapado aquí dentro y no llevo el teléfono. Por favor, llamad a mi jefe al 210 …”, decía el texto.[…]


Una mujer llama al 112 al oír “socorro”, y los agentes le dicen que su vecina gritaba “¡me corro!”

segnorasquecom:

No, no es El Mundo Today. Es una noticia completamente real.

socorro-lorca

Y no se presentaron también en Lorca por un pelo los GEO, el Séptimo de Caballería, los caballeros legionarios con la cabra, los hombres de Harrelson, Sherlock Holmes, el ex ministro de Defensa Federico Trillo-Figueroa Martínez-Campos, la Guardia Suiza del Vaticano, agentes del CNI (Centro Nacional de Inteligencia), la Ertzaintza, el arzobispo castrense monseñor Francisco Pérez González, la Armada Invencible, Colin Powell, los marines, Esperanza Aguirre y el director general de Protección Civil de aquí de Murcia, Luis Gestoso, con toda su colección de soldaditos de plomo.

Todos a Lorca corriendo como el rayo que no cesa para acudir en auxilio de la mujer que gritaba ¿socorro!, de la mujer desesperada que gritaba ¿socorro!, de la mujer que en pleno día alertaba, desde el interior de su casa y con toda la potencia de su voz, de que algo le estaba ocurriendo que la tenía con el corazón a cien, los nervios a flor de piel, el pulso por las nubes de algodón, la consciencia en peligro y todo el cuerpo mortal como en ebullición.

Fuente y leer más: laverdad


[…]Devon Arthurs, de 18 años, fue quien alertó a la…

[…]Devon Arthurs, de 18 años, fue quien alertó a la policía de Tampa y condujo a los agentes hasta los cuerpos sin vida de sus compañeros de piso, Jeremy Himmelman, de 22 años, y Andrew Oneschuk, de 18. Devon les había disparado en la cabeza y en el cuerpo.

Anteriormente, Devon había tomado como rehenes a dos clientes y un empleado de un establecimiento especializado en productos relacionados con la marihuana, llamado ‘grow shop’ Green Planet Smoke.

El joven explicó a la policía que sus compañeros eran neonazis también y que le faltaban el respeto despreciando el islam, que ahora era su nueva creencia. Lo que Devon pretendía era llamar la atención sobre ‘su causa’. Estaba cansado del antiislamismo que se ha generalizado en occidente.

Ahora el joven se enfrenta a dos años de cárcel por asesinato y dos mas por agresión y secuestro armado. La policía también arrestó a Brandon Russell, un cuarto inquilino del piso que poseía material para la fabricación de bombas y propaganda neonazi.[…]

devon arthurs

La historia más trístemente pagafantas que he escuchado en mi vida

Me la envía “Fantas Buyer Club” (al menos lo tiene asumido el zagal)

Hola Fino, enhorabuena por tu ucraniana, que te ha salido bastante bien.
Yo también tengo una ucraniana, y quería compartir mi historia. Te escribo como aporte y no pregunta porque este tochazo no cabe en preguntas.
La conocí hace años por internet, pero la cosa se torció y perdí el contacto. Siempre me arrepentí de perderla.

Hace unos pocos años volvimos a encontrarnos graciosos Facebook, ella estaba divorciada y con un hijo de tres años. La traje a España de vacaciones y en seguida hice muy buenas migas con el peque, aparte que reviví toda la llama con ella. Yo solo; ella no, apenas me hablaba. Como excusa, haber olvidado su conocimiento de castellano.

Fast forward unos meses, ella vuelve con su ex para intentar salir adelante ya que no tiene trabajo. Yo, hundido. Decido casarme con ella para que los dos puedan venir a España y tener un futuro decente, o menos mierdoso que en su ciudad de origen. De paso esperaba que dejase al ex e hiciésemos una familia feliz, cómo no. Yo duermo en el sofá y ellos en mi habitación.

Nuevo fast forward dos años: En este tiempo ha venido su marido (el de verdad, no el de marca blanca que soy yo), se han ido a vivir juntos, después han cortado y se ha vuelto a Ucrania, ella ha vuelto a mi piso, después se fue con unos amigos, y hace unos meses volvió conmigo.

En los últimos días me he enterado de que tiene novio o como mínimo aspirante, ayer se fue a cenar con él y volvió a las 3 de la mañana. Un domingo en esta ciudad de mierda en la que no hay nada que hacer a partir de las 22h. O casi nada, ya. Mientras tanto yo cuidaba de su hijo, y me emborraché tras acostarlo.

Ahora tendría que pedirle que se vaya de casa, pero sé que no tiene medios suficientes para cuidar de su hijo, al que quiero como si fuese mío y con el que paso la mayor parte del día, mucho más tiempo que ella.

Supongo que no es una historia interesante, pero te agradecería mucho que la publicases, para ver si recibo algún “Didn’t read LOL” original y divertido, y por ver si esto me hace merecedor del título de Emperador Pagafantas o tengo todavía que humillarme un poco más.

Y nada, que me quería desahogar porque como comprenderás no puedo contar esto a nadie que me conozca. A ver si os echáis unas Gracioso a mi costa, que yo ahora mismo lo veo todo muy negro. Otras veces tu vlog me ha distraído de mis penas, y espero que ahora lo consiga. Mis dieses por ello.

Grasias de hantebraso, payo.


No sé qué decirte tío… creo que se te ha ido kilómetros de las manos lo de las fantas. Después de las dos cosas que he marcado en negrilla… ¿no te olías un poco la tostada? ahí estabas a tiempo aún…